Remando con Saúl

mayo 25, 2011 at 3:11 am (Uncategorized)

Saúl Hernández, Remando

En un momento propicio surge este disco para el Caifán/Jaguar mayor: tras la atención mediática recibida por su reunión en el Vive Latino, que volteó al festival de cabeza, surge este disco, que imnediatamente atrae las miradas por la presencia de Saúl…
Sin embargo, la abridora, “Molecular”, es simplemente molesta. El Caifán se lanza a crear rimas con todas las palabras astrológicas/místicas que conoce, dando como resultado una lista de “palabritas bonitas”. Pasando por otra rola que suena sin pena ni gloria, es hasta la tercera, “Será Mañana” que los oídos se sienten menos amenazados, aunque también, lo que sea de cada quien, la rola es buena a secas.
“Balcón”, un poco más reminiscente de la era Caifana con sus llamados al amor y a los dioses en escenarios exóticos, se vuelve más que aceptable, aunque eso se pierde con la siguiente, “Voy a pedirle al mundo”, que si bien tiene una instrumentación de lujo, la letra es proselitista y mucho cliché. Si Woodstock no pudo cambiar el mundo, tú tampoco Saúl. Lo siento.
La homónima también se pierde, aunque el ritmo inicial, delicioso, de “Manos de Cristal” atrae los oídos. Una bella balada que ahí queda.
Los versos iniciales de “Quiero saberlo todo” recuerdan al sacón de onda con el peine que peina el alma de “Viento”, aunque no por eso la canción es mala.
El problema es que todo este “es aceptable” se repite, una y otra vez, así como Saúl quería repetir su historia con Caifanes, pero sin el mismo resultado. El disco es pesado, y tan sólo se presenta como la nueva placa de Saúl Hernández. No hay más.
Satisfaction: 40%

Recomendaciones:
-Sólo para fans from hell de los Caifanes/Jaguares/Saúl…
-O alguien con insomnio que quiera arrullarse.

Permalink Dejar un comentario