La Imbruglia vuelve a la vida

diciembre 29, 2009 at 5:55 am (Uncategorized)

Natalie Imbruglia, Come to Life

De la mano de Brian Eno, y tras haber probado las mieles del éxito en los noventa (su segundo disco, White Lilies Island, a pesar de ser bonito, no logró lo que su debut) la cantante australiana nos entrega un álbum de pop muy bien hecho, con muchos matices que inmediatamente ponen a pensar que en verdad vale la pena.
Aunque la opener, “My God”, suena algo a Coldplay, es la que le sigue, la bellísima “Lukas” la que da paso a momentos francamente maravillosos y sentidísimos como “Fun” y “Scars”. “Want” es retadora y sensual, mientras “Cameo” parece decir: “Sí, sueno a Lady GaGa, ¿y qué?” El closing, “Wild About It” es alegre, tiene poder, nos hace sentirnos wild about it también. El único punto bajo es, quizá, la baladita “All the Roses”.
En resumen, una resurrección muy merecida para una artista que merecía ser recordada.

Satisfaction: 93%

Recomendaciones:
-Dejen de escuchar “Torn”…
-O es hora de conocerla.

Permalink Dejar un comentario

El tren rumbo a San Francisco

diciembre 13, 2009 at 12:08 am (Uncategorized)

Train,  Save Me San Francisco
Recordados (o condenados) por “Drops of Jupiter”, la banda de Pat Monahan regresa con su nuevo material, el cual es amable y candoroso al oído, y es un buen disco para escucharse, pero está algo alejado de ser obra clave del rock-pop.
Las tres primeras canciones son muy buenas: desde la pegajosa homónima, pasando por “Hey, Soul Sister” y la que más que sampleo es homenaje directo a “Black Water” de los Doobie Brothers, “I Got You”. De ahí, las canciones son más bien promedio, aunque las letras siguen teniendo cierto encanto, como en “If it’s Love”: “My feet have been on the floor flat like an idle singer/Remember Winger?” Es hasta el final cuando el disco remonta, con la probablemente mejor del disco “Breakfast in Bed” y la infinitamente tierna (díganle cursi) “Marry Me”. En fin, que las cosas están bien, pero seguramente no les darán la difusión radial que tuvo su exitazo y tampoco es de lo más sobresaliente.
Satisfaction: 79%
Recomendaciones:
-Para quien no conozca al grupo y quiera escuchar una propuesta agradable de pop-rock.
-No, si eres de los que sólo conoce a Train por “Drops of Jupiter” y nada más, te la pasarás buscando una sucesora. No es buena idea.

Permalink Dejar un comentario

¿Qué tiene maquillaje y hace yeah?

diciembre 1, 2009 at 5:38 am (Uncategorized)

Kiss, Sonic Boom

Huele a Kiss, sabe a Kiss, es Kiss. Es como el caldo de pollo: no hay nada nuevo bajo el sol. La misma banda, el mismo sonido, canciones que invariablemente empiezan con “yeah!”… lo que siempre es divertido, qué ni qué.
“Modern Day Delilah”, la rola encargada de abrir, es, eso sí, una inyección de energía excelente, que nos lanza al show de fist-in-the-air anthems, canciones que seguro se escucharán bien y serán coreadas cuando Kiss haga otra de sus interminables giras. Lo mismo pasa con “Russian Roulette”.
Por lo demás, bueno, es inevitable reír y disfrutar con el cat-calling de “Yes I Know (Nobody’s Perfect)”: “Nobody’s perfect, baby, take off your clothes!” (que, por cierto, suena a “Calling Dr. Love”), o de “Hot and Cold”; también está el pegajoso coro de “Stand”, y, por qué no, “Say Yeah”, el closing.
El problema es que el disco suena a un buen disco de rock, nada más, así que sale mejor comprar la edición limitada, con Kiss reinterpretando… sus clásicos. Ahí sí se lucen: “I Was Made for Lovin’ You” suena mucho más heavy, superando con creces la versión del radio, y “Heaven’s on Fire”… bueno, sigue sudando sensualidad.
En fin, un disco para ponerse en balanza.

Satisfaction:
Sin limited edition: 74%
Con limited edition: 80%

Recomendaciones:
-Fans de Kiss.
-Iniciados en Kiss (definitivamente la edición limitada, para que le echen un ojo a lo que es bueno, pero sólo si en verdad tienes ganas de conocer a la banda. Claro, es un poco raro pensar que no los conoces…siendo la mighty brand, digo band, Kiss).
-Para quien no aprecia a Kiss demasiado, quizá sería buena idea bajar las canciones que menciono aquí (sobre todo “Modern Day Delilah”) y dejarlo así.
-Aunque no garantizo que dejen de decir “yeah” por un buen rato.

Permalink Dejar un comentario