Simetría entre lo nuevo y lo viejo

noviembre 30, 2008 at 12:55 am (Uncategorized)

keane-symmetry

 

Keane, Perfect Symmetry

La primera impresión: ¿a dónde se fue la voz dulce del vocalista Tom Chaplin? ¿Y qué son todos esos instrumentos?
Bien, digamos que Keane se nos acerca con un álbum no apto para puristas; una movida inteligente, me parece, cuando su estilo de piano-driven-pop amenazaba con encasillarlos. Sin embargo, también el cambio puede parecer un poco violento, con los aires de pop ochentero que permean las primeras cinco canciones del disco: el primer sencillo, “Spiralling”, es excelente, aunque suena completamente a otra banda, y ni qué decir de “Better than This”, que casi parece extirpada de un costado de “Ashes to Ashes” de David Bowie: en cualquier momento podría salir el alter-ego de Ziggy Stardust a decirnos: “I heard a rumor from ground control”. Con este disco Keane definitivamente ventilan sus inflencias y su gusto por los ochenta.
Pero por si extrañaban la tranquilidad anterior, quizá la segunda mitad del disco les suene más conocida, con rolitas como “You Don’t See Me”, “Pretend that You’re Alone”, “Playing Along” (¿acaso escucho una guitarra? ¿No se vanagloriaba este grupo por no usar guitarra? Bueno, el minimalismo musical ha quedado de lado: lo confirmarán cuando escuchen los arreglos) y darán un respiro de alivio con “Love is the End”.
En fin, podría decir que estamos frente a otra resurrección violenta, pero por diferentes razones que las de Metallica. Con este disco, que sí está bueno, Keane se perfila como una banda que tiene más cosas que ofrecer. Cuando unan sus dos estilos de una manera que no se noten tanto las diferencias entre el pop y la balada, quizá será tiempo de un gran disco.

Satisfaction: 89%
Recomendaciones:

-La verdad, los fans de Keane le tienen que dar una oportunidad. Por favor, no se pasen de puristas y compren.
-Y a los que no les gustó Keane cuando salieron porque los consideraron copia de lo que en ese momento era Coldplay, pues sugiero que le den una oportunidad a este disco.
-A la gente que gusta del pop ochentero… quizá no sería mala idea darle una escuchada, incluso si no sabes quiénes son Keane.
-A menos de que los gastos navideños en varios discos de metal te hayan dejado muy pobre. Mejor ahorra para más metal.

Permalink Dejar un comentario

El universal señor Smith

noviembre 22, 2008 at 2:43 am (Uncategorized)

travis-portada-ode-to-jsmith

 

Travis, Ode to J. Smith

J. Smith. John Smith. Juan N. Nadie y todos. Lo suficiente para que este disco nos ponga a pensar desde la portada.
En fin. Lo que aquí nos presenta Travis es un disco fuerte en varios sentidos. Para empezar, sonoramente, pues las guitarras eléctricas están un poco más subidas de tono (como la canción que abre, “Chinese Blues”), lo que quizá puede sacar un poco de onda a los acostumbrados al sonido más bien acústico de Travis que se aprecia en su exitazo “Why Does It Always Rain on Me?” y en sus discos siguientes. Pero no es rock, es simplemente más electricidad, lo que da libertad para experimentar con nuevos ritmos, como en “Get Up” y en la coreable “Something Anything” (en la cual el nombre remite al legendario Todd Rundgren). También hay experimentación, como los coros (que al principio pueden sacar de onda, pero más tarde se funden exquisitamente con la canción) de, precisamente, “J. Smith”. Y para los que extrañan el sonido acústico, pues están “Last Words” y “Quite Free”.
“Long Way Down” y “Broken Mirror” (y probablemente hasta la ya mencionada “Something…”) quizá suenan demasiado a otras bandas nuevas, y “Friends” y “Song to Self” (algo Whitmanianos) no tienen demasiada fuerza, aunque tampoco son malas. Mas la encargada de cerrar el disco, “Before You Were Young”, es un dechado de tristeza casi sublime: la pregunta “What happened?” se queda en nuestros oídos para que la saboreemos terminando el disco. La verdad, un gran trabajo, me atrevo a decir… quizá hasta mejor que The Man Who.
Satisfaction: 95%

Recomendaciones:

-Un gran disco. Yo digo que se lo deben de comprar los amantes del britpop, los iniciados en la banda, los fans, los que tienen dinero… entrénle.
-A menos de que en sus oídos todavía suene el disco de Metallica de la entrada pasada.

Permalink Dejar un comentario

Resurrección a golpes

noviembre 20, 2008 at 2:49 am (Uncategorized)

metallica-death-magnetic-300x300

 

Metallica, Death Magnetic
Se acordaron de su filosofía de “play louder, play faster”. Regresando directo a las raíces (prácticamente el Kill ‘em All) Metallica se avienta un gancho al cerebro, en donde francamente se van más ubicados (ya saben que hacer con Rob Trujillo, supongo) que con el pésimo St. Anger. Velocidad y agresividad (Hammett vuelve a dar cátedra en las escalas, como en “Suicide & Redemption”) son los ingredientes principales de este nuevo disco, mas no así la brevedad, pues todos los cortes están por encima de los seis minutos, queriendo dotar a cada canción de proporciones épicas. Por lo pronto, el primer sencillo, “The Day that Never Comes” sirve como un acertado recordatorio de la memorable “One”, hasta por el video. Otra que levanta expectativas es “The Unforgiven III”, que si bien es totalmente diferente de sus antecesoras (hasta por la entrada de cuerdas) se erige como digna sucesora.
En conclusión, tenemos aquí, a pesar del nombre de la muerte en el título, un disco que se perfila como el segundo aire de Metallica, quizá uno de los regresos más esperados.
Satisfaction: 80%
Recomendaciones:

-Para los fans, decididamente, más si son desde sus inicios.
-También para los iniciados en los escándalos metaleros. Qué mejor manera que honrar a estos símbolos.
-Si no les gustó el St. Anger, no tienen por qué dejar de querer a esta banda.
-Para quienes sólo los conocen por las canciones del famoso Black Album (o sea, “Enter Sandman” o “Nothing Else Matters”) quizá este disco sea demasiado metalero. Recomiendo una escuchada antes, ya sabrán ustedes como, y ya sabrán si le entran.
-No apto para calmados. Esto es cardiaco.

Permalink Dejar un comentario

Refrescante

noviembre 15, 2008 at 2:07 am (Uncategorized)

black_ice_cover

 

AC/DC, Black Ice

Hay bandas a las cuales les puedes pedir que mejoren su estilo. Sin embargo, hay bandas que en sus propias palabras han repetido el mismo disco quince veces; y como a un perro viejo no se le enseñan nuevos trucos, lo que uno espera es que haga su truco bien.
Y AC/DC, con este disco, lo logran estupendamente. La voz y el sonido son tan potentes como siempre; las canciones, riffs directos al cerebro para que el cuello se mueva verticalmente y con ganas, como lo muestra el sencillo “Rock n’ Roll Train”. Hay variaciones, como los metales en la excelente “Anything Goes”, y el ritmo repetido en “She Likes Rock n’ Roll”, pero todo lo demás es lo mejor de la fórmula AC/DC: coros que gritar estridentemente, guitarras que aprenderse, pura potencia. Claro que luego uno se distrae y se pierde entre algunos riffs, pero afortunadamente no hay monotonía; justo cuando parece que las canciones sonaban parecidas, AC/DC meten otros detalles. Así, estos australianos se consagran con este disco como los maestros en repetirse y como amos del rock. Una joyita desde su ya algo lejano Back in Black.
Satisfaction: 96%

Recomendaciones:

-¿Rocker? ¡Compra!
-¿Iniciado en AC/DC? ¡Compra!
-¿Fan? ¡Compra!
-¿Folkie? ¿Indie? Este… ¡mejor no!

Permalink Dejar un comentario

Promises Promises

noviembre 8, 2008 at 5:06 am (Uncategorized)

oasis album cover 150708

 
Oasis, Dig Out Your Soul
Para mí, que si dejaran de anunciar que su próximo disco va a ser la octava maravilla del mundo, sería más probable que lo lograran. Tampoco me malinterpreten: no estoy diciendo que el disco sea malo. En él, se nota el trabajo: hay ganas de experimentar con ritmos rockeros pero diferentes (del sencillo “The Shock of the Lightning” a “Soldier On” hay mucho trecho, y bastantes ritmos que probar); las habilidades como escritor de canciones de Liam se ven notablemente mejoradas (“I’m Outta Time”, gran canción) y no hacen falta las canciones con un coro para que uno las cante a gusto y disfrute  mucho (“The Turning”). Sin embargo, no son los himnos prometidos. Atrás han quedado las canciones de proporciones épicas como un “Don’t Look Back in Anger” o incluso, si me permiten decirlo, una “Sunday Morning Call”. Un buen esfuerzo de los chicos de Manchester, que no merece ser condenado, pero tampoco puesto en un altar.
Satisfaction: 77%
Recomendaciones:

-Fans de Oasis… ¿en verdad tengo que recordarles que lo compren?
-No apto para iniciados. Busquen el Definitely Maybe o el What’s The Story? Morning Glory
-Si quieren darle una escuchada, sugiero que lo bajen.
-Aunque si eres de los agraviados a quienes Liam o Noel les han dado de golpes… estas sugerencias no funcionan.

Permalink Dejar un comentario