Extreme: Una balada llevada al extremo

abril 12, 2008 at 2:14 am (Uncategorized)

 

La década de los noventa había comenzado. Era el mes de agosto cuando la banda Extreme, lanzaba su segundo disco, llamado Pornograffitti. Extreme era una banda que se había formado a mediados de los ochenta y catalogaba su estilo como “funky metal”. Su álbum debut, homónimo de la banda, alcanzó ventas aceptables, con su sencillo “Kid Ego” y la canción “Play With Me”; una maravilla guitarrística, si me permiten decirlo: el guitarrista, Nuno Bettencourt, se lucía con una intro a la Mozart y todo.

Pero estamos ya en la década de los noventa. Extreme se propone un segundo álbum más ambicioso: una especie de disco conceptual (aún no sé si usar la palabra rock-opera) que vaya siguiendo una línea narrativa, contando una historia que lleve a un personaje desde la decadencia al amor. Pues bien, este personajito tuvo la suerte de tropezar en su camino con una baladita acústica que llevaba por nombre “More than Words”, que fue elegida como sencillo, con video para MTV y todo.

Señores, bienvenidos al acabóse. Muy pronto, “More than Words” estaría sonando hasta en la sopa. Los riffs espectaculares de Nuno Bettencourt y la voz poderosa de Gary Cherone se verían disminuidos a una sesión acústica. ¿Y que hay del bajo y la batería? Nada. Paul Geary y Pat Badger no hacían otra cosa en el video más que añadir el momento humorístico, agitando sus encendedores.

Esa fue la cúspide y la caída de Extreme. El álbum que siguió a Pornograffitti, llamado III Sides to Every Story, definitivamente no vendió lo que su predecesor. La banda, aunque tuvo un reencuentro el año pasado, se deshizo en 1996; su baterista original ya no estaba. Sin embargo, nos dejaron “More than Words”, y la canción seguía apareciendo en cuanta recopilación de canciones de amor saliera al mercado. De hecho, no creo que deje de aparecer. Y por si fuera poco, la boy band irlandesa, Westlife, le hizo un cover. Un golpe duro a una banda de metal; una canción inmortal que destruyó su carrera, y quizá su credibilidad. Y no sólo eso: enterró a su lado B, otra balada que yo pienso superior a “More than Words”: se llama “Holehearted”. Si la consiguen, escúchenla, vale la pena. Le harán un favor a Extreme.

Anuncios

Permalink 1 comentario