Led Zeppelin: Los hijos sagrados de la nave nodriza

febrero 16, 2008 at 4:16 am (Uncategorized)

Una mala noticia para los que tienen el Remasters: prácticamente nada nuevo bajo el sol. Esta nueva recopilación, considerada la “ultimate”, es una versión del Remasters corregida, con dos canciones que fueron ignoradas y ahora incluidas en este Mothership: “When The Leevee Breaks”, la poderosa canción que cierra el legendario cuarto álbum, sustituyendo a “The Battle of Evermore”, y el dechado de virtud musical “Over The Hills and Far Away” es el encargado de sustituir a la balada “The Rain Song”, pero fuera de eso, hasta el orden de las canciones es parecido.
Lo que es un gran acierto es la inclusión del DVD, pues contiene 20 (¡20! ¡muchas!) canciones elegidas con mucho cuidado: digamos que las mejores de sus presentaciones. El problema: que si ya tienes el grandioso DVD que se titula simplemente Led Zeppelin, inmediatamente reconocerás estas presentaciones, pues son sacadas directito de ese mismo DVD.
Así que, como pueden ver, para los fans de Led Zeppelin, este disquito (que seguro irá a parar a sus colecciones; me consta) no ofrece nada diferente; sin embargo, para cualquiera que desee iniciarse en este grupazo, es el regalo perfecto. No puedo quitarle ese mérito.
Satisfaction: 80%
Recomendaciones:

-¡Fans de Led Zeppelin! Tal vez no deberían… pero se lo van a comprar. Es obvio.
-Para los iniciados, insisto: el regalo perfecto. Procuren conseguir la que trae el DVD.
-Si estaban planeando ponerle las manos encima al <em>Remasters</em>… mejor compren éste. A menos de que quieran comprar la caja cuádruple del <em>Remasters</em>. Esa está mucho mejor.
-¿Que no lo vas a comprar? Ja, debes estar bromeando si no te gusta Led Zeppelin. ¿Es eso posible?

Permalink Dejar un comentario

Canciones asesinas: Paula Cole, víctima de Dawson’s Creek

febrero 1, 2008 at 4:08 am (Uncategorized)

Corría el año de 1997, y una chica (con las axilas no muy bien rasuradas) cantaba a todo volumen: “Where Have All the Cowboys Gone?” Esa misma chica ganaría un Grammy, el Grammy de Mejor Artista Nuevo, ese mismo año y encontraría éxito financiero con lo que se volvería el tema de la serie Dawson’s Creek: “I Don’t Want to Wait”. Fue ahí cuando empezó a sonar el nombre de Paula Cole. El disco se llamaba This Fire, y aunque la chica ya había lanzado un disco anterior, llamado Harbinger, aquí comenzó la gran fama.

“I Don’t Want to Wait” se volvió un éxito inmediato tras la entrada a la serie: no sólo se hizo de su lugar en el soundtrack de James van der Beek y compañía, sino que también se cóló en todas las recopilaciones posibles, en todas las horas de radio y hasta en la sopa.  El propio van der Beek confesó haber amado la canción y odiarla después, como pasó cuando todo el mundo se empezó a hartar de ella. El álbum desapareció de las listas de popularidad, dejando a la gente esperando el próximo disco de Cole… que resultó no ser lo que se necesitaba para superar al éxito de televisión. Amen, un disco más bien influido por la religión, no fue muy bien recibido por la radio, y Paula Cole desapareció tras ese lanzamiento. En el 2006 lanzó un recopilatorio de éxitos, algo que despertó las lenguas de los escépticos; la única canción que podía venir en ese disco era su gran apoyo y al mismo tiempo asesina de su inspiración, “I Don’t Want to Wait”.

En el 2007, Paula Cole lanzó su álbum Courage, del cual no se han tenido noticias en nuestro país. Podremos seguirla considerando desaparecida, y pondremos nuestros soundtracks de Dawson’s Creek una vez más.

“I Don’t Wanna Wait”, incluida en el álbum This Fire.

Permalink 1 comentario