Remando con Saúl

mayo 25, 2011 at 3:11 am (Uncategorized)

Saúl Hernández, Remando

En un momento propicio surge este disco para el Caifán/Jaguar mayor: tras la atención mediática recibida por su reunión en el Vive Latino, que volteó al festival de cabeza, surge este disco, que imnediatamente atrae las miradas por la presencia de Saúl…
Sin embargo, la abridora, “Molecular”, es simplemente molesta. El Caifán se lanza a crear rimas con todas las palabras astrológicas/místicas que conoce, dando como resultado una lista de “palabritas bonitas”. Pasando por otra rola que suena sin pena ni gloria, es hasta la tercera, “Será Mañana” que los oídos se sienten menos amenazados, aunque también, lo que sea de cada quien, la rola es buena a secas.
“Balcón”, un poco más reminiscente de la era Caifana con sus llamados al amor y a los dioses en escenarios exóticos, se vuelve más que aceptable, aunque eso se pierde con la siguiente, “Voy a pedirle al mundo”, que si bien tiene una instrumentación de lujo, la letra es proselitista y mucho cliché. Si Woodstock no pudo cambiar el mundo, tú tampoco Saúl. Lo siento.
La homónima también se pierde, aunque el ritmo inicial, delicioso, de “Manos de Cristal” atrae los oídos. Una bella balada que ahí queda.
Los versos iniciales de “Quiero saberlo todo” recuerdan al sacón de onda con el peine que peina el alma de “Viento”, aunque no por eso la canción es mala.
El problema es que todo este “es aceptable” se repite, una y otra vez, así como Saúl quería repetir su historia con Caifanes, pero sin el mismo resultado. El disco es pesado, y tan sólo se presenta como la nueva placa de Saúl Hernández. No hay más.
Satisfaction: 40%

Recomendaciones:
-Sólo para fans from hell de los Caifanes/Jaguares/Saúl…
-O alguien con insomnio que quiera arrullarse.

Permalink Dejar un comentario

Pastoral Americana

mayo 27, 2010 at 3:37 am (Uncategorized)

Green Day + The Original Broadway Cast, American Idiot

¿Qué otra banda ha llevado sus discos a la escena? Inmediatamente, uno piensa en The Who, y el hecho de que las comparaciones comiencen a brincar en el cerebro resulta perverso. Además, ¿qué tan punk puede ser Broadway?
Pues… digamos que más punk de lo que uno se imagina. O quizá es que Green Day no lo son tanto. Bien sabemos que con sus últimos dos discos más bien han intentado alcanzar proporciones épicas: “las grandes óperas americanas”. Y quizá son los coritos, pero aquí las canciones de pronto cobran una fuerza impresionante: es como redescubrir a Green Day, con voces de mujeres y de hombres.
“American Idiot”, obviamente, es la que abre y debe escucharse fuerte, pero es la siguiente, “Jesus of Suburbia”, la que alcanza proporciones inimaginables y se vuelve una maravilla. Las canciones siguen igual, sin decaer, hasta que “Last Night on Earth”, quizá rolita romántica desde el disco original, se reinventa como diálogo, a voz de chico y chica.
“Before the Lobotomy”, tanto la primera vez como en reprise es magnífica, mientras que “Know Your Enemy” se vuelve un extraordinario grito de guerra. Incluso “21 Guns”, aunque empieza un tanto blanda (después de todo es un llamado a la paz) acaba volviéndose casi antémica, que es algo en lo que la original falla. Y obviamente se mantiene al mismo nivel hasta el final, porque ¿qué es una obra sin un final espectacular?
El disco acaba con los propios Green Day cantando “When It’s Time”, cerrando un disco bastante disfrutable. Hasta ganas dan de ir a ver la obra, ¡hasta si no te late mucho Green Day!

Satisfaction: 98%

Recomendaciones:
-Para fans de Green Day…
-Y fans de los musicales…
-Y fans del teatro…
-Y punks mainstream y no mainstream…
-Y ociosos sin nada que hacer…
-I think I made my point.

Permalink Dejar un comentario

In Fito We Trust

mayo 5, 2010 at 12:37 am (Uncategorized)

Fito Páez, Confiá

Sí, así, en argentino, aquí Fito presenta su nueva producción. ¿Confiamos?
La primera rola, homónima del disco, es tremendamente agradable, al igual que la ¿optimista? “Tiempo al tiempo”; la juguetona “M&M”, y hasta la podría-ser-rockera-de-la-vieja-escuela “Nave Espacial”. “London Town” se acerca más a la idea de Fito sentado ante su piano, quizá experimentando por aquí y por allá; “Limbo Mambo” suena a pop acústico, pero con el toque letrístico de Páez.
Mientras que “La ley de la vida”, recuerda a grabaciones anteriores, “El mundo de hoy” suena a un coqueteo con las baladas rocanroleras (con todas las letras) cincuenteras; sin embargo, a pesar de ser una canción divertida, no es un punto alto del disco. Asimismo, la historia del japonés en “Saliendo de tu prisión” y las mordidas de “En el baño de un hotel” no son de lo mejor.
“Fuera de control”, con su spanglish y a pesar de su simpleza, levanta al disco de nuevo, dejándonos con la rola final, “Desaluz”, que comete el pecado de ser un closing… simplemente, equis.
Quizá emocione a algunos y a otros decepcione. Pero por lo pronto, Fito está de vuelta.

Satisfaction: 79%

Recomendaciones:
-Los expertos en Fito dirán, supongo.

Permalink Dejar un comentario

Disney is EVIL!!!

febrero 28, 2010 at 5:25 pm (Uncategorized)

Nick Jonas & The Administration, Who I Am

Admito que, en un momento, no podía pasar por un Mixup sin mirar al letrero que rezaba “más rockero” con sorna. Después de eso y de tanto verlo, un día me animé a levantar el disco y no sé por qué los músicos me inspiraron confianza. En fin, que decidí darle una oportunidad al hermano menor de los Jonases y…
Agradable sorpresa. De veras que tal parece que lo que le faltaba al chamaco era independizarse de su familia, Camp Rock, Miley Cyrus y anexas. La rola que abre el disco, “Rose Garden” tiene cierta influencia John Mayerezca que la hace agradable; el sencillo, “Who I Am” tiene mucho de pop orgánico (y suena un poco a Hanson, pa qué más que la verdad); la onda bluesera de “Olive and an Arrow” también promete mucho. Bueno, aunque los gritos en “Conspiracy Theory” suenen ridículos, es bueno saber que el niño ya aprendió a gritar. La balada sesenterona “In the End”, gobernada por el órgano, da una muestra de que, al menos, los músicos son garantía.
Desgraciadamente el disco cae un poco después, aunque la balada de “Vesper’s Goodbye” (sí, seguramente inspirada por la peli de James Bond, no voy a dejar de sospecharlo) es muy sentida, y el closing levanta al disco, es digno, es bastante bueno.
En fin, que el disco resulta agradable. Me lo he de quedar.

Satisfaction: 79%

Recomendaciones:
-Fans de los Jonas, háganse un favor y escúchenlo. Si no les gusta, no son malas fans, sólo tienen problemas de oído. No aprecian la música.
-Escépticos como yo, bajen algo, dependiendo si les gusta John Mayer o los sesentas o James Bond. Puede funcionar.

Permalink Dejar un comentario

La Imbruglia vuelve a la vida

diciembre 29, 2009 at 5:55 am (Uncategorized)

Natalie Imbruglia, Come to Life

De la mano de Brian Eno, y tras haber probado las mieles del éxito en los noventa (su segundo disco, White Lilies Island, a pesar de ser bonito, no logró lo que su debut) la cantante australiana nos entrega un álbum de pop muy bien hecho, con muchos matices que inmediatamente ponen a pensar que en verdad vale la pena.
Aunque la opener, “My God”, suena algo a Coldplay, es la que le sigue, la bellísima “Lukas” la que da paso a momentos francamente maravillosos y sentidísimos como “Fun” y “Scars”. “Want” es retadora y sensual, mientras “Cameo” parece decir: “Sí, sueno a Lady GaGa, ¿y qué?” El closing, “Wild About It” es alegre, tiene poder, nos hace sentirnos wild about it también. El único punto bajo es, quizá, la baladita “All the Roses”.
En resumen, una resurrección muy merecida para una artista que merecía ser recordada.

Satisfaction: 93%

Recomendaciones:
-Dejen de escuchar “Torn”…
-O es hora de conocerla.

Permalink Dejar un comentario

El tren rumbo a San Francisco

diciembre 13, 2009 at 12:08 am (Uncategorized)

Train,  Save Me San Francisco
Recordados (o condenados) por “Drops of Jupiter”, la banda de Pat Monahan regresa con su nuevo material, el cual es amable y candoroso al oído, y es un buen disco para escucharse, pero está algo alejado de ser obra clave del rock-pop.
Las tres primeras canciones son muy buenas: desde la pegajosa homónima, pasando por “Hey, Soul Sister” y la que más que sampleo es homenaje directo a “Black Water” de los Doobie Brothers, “I Got You”. De ahí, las canciones son más bien promedio, aunque las letras siguen teniendo cierto encanto, como en “If it’s Love”: “My feet have been on the floor flat like an idle singer/Remember Winger?” Es hasta el final cuando el disco remonta, con la probablemente mejor del disco “Breakfast in Bed” y la infinitamente tierna (díganle cursi) “Marry Me”. En fin, que las cosas están bien, pero seguramente no les darán la difusión radial que tuvo su exitazo y tampoco es de lo más sobresaliente.
Satisfaction: 79%
Recomendaciones:
-Para quien no conozca al grupo y quiera escuchar una propuesta agradable de pop-rock.
-No, si eres de los que sólo conoce a Train por “Drops of Jupiter” y nada más, te la pasarás buscando una sucesora. No es buena idea.

Permalink Dejar un comentario

¿Qué tiene maquillaje y hace yeah?

diciembre 1, 2009 at 5:38 am (Uncategorized)

Kiss, Sonic Boom

Huele a Kiss, sabe a Kiss, es Kiss. Es como el caldo de pollo: no hay nada nuevo bajo el sol. La misma banda, el mismo sonido, canciones que invariablemente empiezan con “yeah!”… lo que siempre es divertido, qué ni qué.
“Modern Day Delilah”, la rola encargada de abrir, es, eso sí, una inyección de energía excelente, que nos lanza al show de fist-in-the-air anthems, canciones que seguro se escucharán bien y serán coreadas cuando Kiss haga otra de sus interminables giras. Lo mismo pasa con “Russian Roulette”.
Por lo demás, bueno, es inevitable reír y disfrutar con el cat-calling de “Yes I Know (Nobody’s Perfect)”: “Nobody’s perfect, baby, take off your clothes!” (que, por cierto, suena a “Calling Dr. Love”), o de “Hot and Cold”; también está el pegajoso coro de “Stand”, y, por qué no, “Say Yeah”, el closing.
El problema es que el disco suena a un buen disco de rock, nada más, así que sale mejor comprar la edición limitada, con Kiss reinterpretando… sus clásicos. Ahí sí se lucen: “I Was Made for Lovin’ You” suena mucho más heavy, superando con creces la versión del radio, y “Heaven’s on Fire”… bueno, sigue sudando sensualidad.
En fin, un disco para ponerse en balanza.

Satisfaction:
Sin limited edition: 74%
Con limited edition: 80%

Recomendaciones:
-Fans de Kiss.
-Iniciados en Kiss (definitivamente la edición limitada, para que le echen un ojo a lo que es bueno, pero sólo si en verdad tienes ganas de conocer a la banda. Claro, es un poco raro pensar que no los conoces…siendo la mighty brand, digo band, Kiss).
-Para quien no aprecia a Kiss demasiado, quizá sería buena idea bajar las canciones que menciono aquí (sobre todo “Modern Day Delilah”) y dejarlo así.
-Aunque no garantizo que dejen de decir “yeah” por un buen rato.

Permalink Dejar un comentario

Un círculo de un cuarto de siglo

noviembre 21, 2009 at 4:35 am (Uncategorized)

Bon Jovi, The Circle

Huele y sabe a esa mezcla de lágrimas, sudor y gritos que es un concierto. Lejos del algo simple Have a Nice Day y del country de Lost Highway, este disco es más rockero y se podría decir que más sabio.
Y eso que el señor Bon Jovi siempre querrá ser Springsteen, lo que queda muy claro desde la canción que abre, “We Weren’t Born to Follow”y su verso que llama a los pecadores, santos, gente normal, etc. De ahí, el disco sí tiene buenas guitarras rockeras, como se aprecia en “Bullet”, pero también tiene un tono más personal, como la casi anecdótica (y highlight del disco) “Live Before You Die”, o el hecho de admitir que la juventud ha quedado un poco atrás con el verso de “Superman Tonight”: “It’s just my old tattoo.”
El disco tiene altibajos, aunque alcanza su punto más alto en la decididamente épica-tenía-todo-para-ser-un-gran-closing (y en los conciertos va a enloquecer a la gente) “When We Were Beautiful”, canción que tiene dos problemas: es la segunda de la lista, lo que hace que tal parezca que el disco se cae tras ella, y además precede al peor error del conjunto: “Work for the Working Man”, una rola definitivamente al estilo de The Boss, que no es mala en sí misma, pero que carga con una intro que es decididamente calco de “Livin’ on a Prayer”. Mal por la banda, quienes, a pesar de su carrera, no han aprendido que una cosa es reescribirse, otra copiarse, y que calcarse, aunque sea a uno mismo, es un error.

Satisfaction: 85%

Recomendaciones:
-Para cualquier fan de Bon Jovi.
-Si no te molestan las rolas llena-estadios, “When We Were Beautiful” es una gran escuchada.
-Sí, Springsteen siempre seguirá ganando, sí.

Permalink Dejar un comentario

Llamando a todos los héroes…

noviembre 19, 2009 at 4:27 am (Uncategorized)

The Rushing, Summon the Heroes

Con un estilo que parece haber heredado mucho del “metal medio emo” que se está gestando en estos tiempos, pero con unos aires a Foo Fighters y un poco más de técnica, se presenta este grupo, que resulta una propuesta interesante, aunque bastante angsty-adolescente, hasta con los coritos que suenan a Fall Out Boy.
Desde el opening, bastante bueno, “Help”, los chicos no le bajan el octanaje a las guitarras; incluso la balada, “Wishing Well”, suena heavy. El punto más alto del disco es “Day 5 (The Only One)”, más que nada por su letra que le llega al escucha: “Let me tell you about my day/I’m stuck in the traffic today/Can’t pay my bills or pay my rent…” ¿Que si no?
El problema es que el disco tiende a volverse un poco uniforme y monótono: aunque “Kiss” se atreve a experimentar, en el closing, con trompetas a lo matador y sonidos medio españoles, hay varias canciones que uno siente que no aportan mucho: el medio rap de “No Regrets” bien podría haber sido una idea de Mike Shinoda y su Linkin Park. Pero en fin, un disco de una banda que busca mantener al rock vivito y coleando.

Satisfaction: 79%

Recomendaciones:
-Comprar si gustas de varias propuestas actuales y de guitarras fuertes.
-Aunque si lo tuyo no son los grupos de rock con “coritos” quizá lo odies…
-O lo encuentres parecido a demás grupos.

Permalink Dejar un comentario

Con toda la fuerza… natural

noviembre 17, 2009 at 2:45 am (Uncategorized)

Gustavo Cerati, Fuerza natural
Desde el maravilloso opening, tan claro, tan nítido, que le da nombre al disco, estamos quizá ante la mejor obra que el ex-Soda ha hecho como solista: consolidado con su banda, consolidado en solitario, Gustavo Cerati ya ha dejado su marca.
El sencillo, “Déja-Vu”, es buen rock en español, al igual que “Magia”, mientras que “Amor sin rodeos” tiene ese aire casi casi southern rock que la hace totalmente disfrutable y Allmanesca. En la misma línea está la medio country “Convoy”, que francamente ni siquiera suena a Cerati… en fin, un disco que coquetea con todos los ritmos y llega a un closing perfecto con “He Visto a Lucy” y la “canción escondida” que lleva un signo de #. Quizá el único punto medio bajo sea la rola del “Cactus”… pero eso es ya pasarse de exigente. Un viaje en el que uno se pierde… y como diría el propio Cerati, nunca nos sentimos tan bien.
Satisfaction: 99%
Recomendaciones:
-Fan o no fan de Soda Stereo, compra.
-O quién seas, ¡compra!

Permalink Dejar un comentario

Next page »